i) estabilidad

Si se desea dar una mayor estabilidad a la maceta, se aconseja quitar el tapón roscado del fondo y llenar la parte interna con gravilla. Para evitar que la presión dentro de la maceta provoque cambios en la forma, se recomienda perforarla en la parte superior interna de la misma, permitiendo así el paso del aire.